La herencia de Alejandro: los pactos de Babilonia

¡Valora este artículo!
[Total: 14 Media: 3.4]

El sol implacable de Babilonia castigaba la milenaria ciudad como cada canícula, y ni tan siquiera los exuberantes jardines cercanos al palacio real mitigaban el creciente bochorno. Pero aquel verano no pasaría a la historia por su angustioso calor, sino por la muerte de uno de los personajes más recodados de la historia. Alejandro III de Macedonia, Alejandro Magno fallecía en Babilonia a mediados de junio del año 323 aC. dejando un imperio sin heredero. Se trataba de la peor situación imaginable para los vastos territorios del joven e inestable imperio macedonio. Si cuando nació el caudillo macedonio ardió el templo de Artemisa en Éfeso, tras su muerte sería el propio mundo conocido el que ardería.

La herencia de Alejandro: los pactos de Babilonia

… continúa leyendo este artículo en formato de revista digital interactiva, gozarás de una ambientación e inmersión superior y disfrutarás mucho en cualquier PC/Mac, Tablet o smartphone, además, como siempre, es gratis! Haz Click Aquí

…O aquí (sugerimos verlo en pantalla completa):

 

Y si te gusta este artículo, por favor considera hacer una pequeña donación para poder continuar con nuestro trabajo.




Comentarios